Consejos - Por fin en casa

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Desparasitación

La desparasitación tanto externa como interna es fundamental para nuestra salud y la de nuestro cachorro.

Debe hacerse frente a parásitos externos e internos.

   Desparasitación interna (frente a nematodos (gusanos redondos) y cestodos (tenias o gusanos planos):

Se hace generalmente cada tres meses, puede ser necesario hacer un análisis de heces o análisis coprológico para estar seguros que el animal está libre de parásitos. Frente a la hidratidosis se recomienda la desparasitación interna cada 45 días.

   Desparasitación externa (frente a pulgas y garrapatas principalmente).

Puede variar según la zona geográfica, tipo de producto, aplicaciones.

Es muy importante seguir correctamente las instrucciones de uso de los distintos laboratorios, por nuestra seguridad y la de nuestro animal y usar productos de última generación, son los únicos realmente efectivos ya que los parásitos han desarrollado muchas resistencias a otros productos que había en el mercado.


Vacunación: principales enfermedades frente a las que se vacuna


Las vacunación sólo es efectiva si el animal está sano, correctamente desparasitado y se hace en el momento adecuado, cuando el sistema inmune es maduro.

El momento de la vacunación es importante pues los anticuerpos maternos que han atravesado la barrera placentaria van disminuyendo después del nacimiento, si se hace prematuramente podemos interferir con la inmunidad maternal, si vacunamos demasiado tarde el animal estará un cierto tiempo sin protección.

La vacunación consiste en la inoculación de una sustancia (microorganismo o fracción de un virus, etc), el organismo reacciona frente a ella creando defensas.

El tipo de vacunas y la frecuencia puede variar según hábitos y zona geográfica en la que se viva.



Vacunas de perros

TRIVALENTE: MOQUILLO/ HEPATITIS VÍRICA/ LEPTOSPIROSIS

PARVOVIRUS

TOS DE LAS PERRERAS

RABIA

Vacunas de gatos

TRIVALENTE: PANLEUCOPENIA/ HERPESVIRUS/ CALICIVIRUS

LEUCEMIA

RABIA



Enfermedades en caninos


MOQUILLO CANINO

Enfermedad vírica altamente contagiosa que afecta a perros de todas las edades. Es más frecuente en cachorros no vacunadosa partir de las 6-12 semanas (momento en el que se pierde la inmunidad transmitida por la madre).

Los animales infectados eliminan el virus en todas las secreciones y excreciones corporales. Aparece mayor predisposición en aquellos lugares en los que se mantiene a los animales hacinados y con falta de higiene ya que es más fácil el contagio.

El porcentaje de mortalidad depende de la virulencia de la cepa del virus, de la edad del perro y de la situación de su estado inmunitario (defensas).

Los síntomasson muy variables: malestar, pérdida de apetito, abatimiento, fiebre, tos, vómitos y diarrea hasta llegar a síntomas nerviosos como convulsiones.

No existe tratamiento específico, los animales enfermos o sospechosos deben aislarse y no tener contacto con otros.



PARVOVIRUS CANINO

Es otra enfermedad vírica. El virus produce principalmente vómitos y diarreas con o sin sangre.

Produce falta de apetito, depresión, fiebre, vómitos, diarrea líquida maloliente y hemorrágica y deshidratación progresiva.

Los animales enfermos deben aislarse. El tratamiento se reduce, al igual que el caso del moquillo, a tratar los síntomas y esperar a que el sistema inmune del animal combata la enfermedad.



HEPATITIS VÍRICA

El agente productor de la hepatitis infecciosa canina es un virus. Los síntomas de la hepatitis vírica no son síntomas característicos de esta enfermedad por lo tanto pueden confundirse con los síntomas de otras enfermedades como moquillo o leptospirosis. Puede afectar a perros de todas las edades.

Los animales afectados presentan: decaimiento, falta de apetito, fiebre,conjuntivitis, temblores, convulsiones, paresias, vómitos, diarrea a veces sanguinolenta.

La prevención de esta enfermedad se logra con la vacunación.



LEPTOSPIROSIS

Es una enfermedad infecciosa producida por microorganismos del género Leptospira. Se disemina a través de la orina de los animales o las personas infectadas, y la bacteria que la produce puede vivir en aguas contaminadas.

Los animales con esta enfermedad tienen apatía, fiebre, debilidad, vómitos, alteraciones renales, problemas gastrointestinales, etc. La vacunación frente a esta enfermedad es muy importante ya que puede transmitirse a las personas.



TOS DE LAS PERRERAS

La tos de las perreras es una traqueobronquitis (inflamación de la traquea y de los bronquios) de origen infeccioso.

Dentro de los microorganismos causantes de la enfermedad encontramos a Bordetella bronchiseptica aunque otros agentes pueden intervenir igualmente en el proceso (parainfluenza, adenovirus, micobacterias, etc).

Los factores ambientales son también predisponentes.Aunque esta enfermedad se puede presentar en animales aislados, es más frecuente en colectividades (residencias caninas, criaderos, etc) y se transmite a través de las partículas que expulsa un perro enfermo al toser y estornudar.

Es una enfermedad altamente contagiosa que puede afectar a perros de diferentes edades dando origen a episodios de tos seca, áspera y persistente. La tos se estimula por el ejercicio y por palpación de la región traqueal o laríngea. Puede cursar también con secreción nasal y fiebre ligera.

Normalmente el pronóstico es bueno si no hay complicaciones aunque la recuperación se puede alargar hasta que desaparezca por completo la tos.

En la actualidad existe vacunación contra esta enfermedad. En función de cada caso el veterinario le aconsejará sobre si es necesario o no su uso.



RABIA

Hablamos de ella por su importancia mundial. En España se declaró extinguida en 1966, excepto en Ceuta y Melilla. Apareció un foco en Málaga en 1975 que afectó también a Granada y a Madrid.

La rabia es una enfermedad infecciosa y transmisible a los humanos. Está producida por un virus que ataca el sistema nervioso.

El virus de la rabia está presente en la saliva del animal enfermo y puede ser transmitido a los seres humanos u otros animales por mordedura o bien al entrar en contacto con alguna herida abierta.

En la Comunidad de Madrid es obligatoria la vacunación anual de perros a partir de los tres meses de edad. En gatos la vacunación es recomendable pero no obligatoria por Ley.



Enfermedades en felinos

LEUCEMIA FELINA

Es una enfermedad causada por un virus.

El contagio se realiza mediante contacto directo entre gatos a través del lamido, peleas, compartir platos, a través de saliva, sangre, orina, lágrimas y leche. También hay contagio intrauterino.

Este virus provoca la aparición de tumores con distintas localizaciones en el organismo, anemia, problemas reproductivos, úlceras orales, problemas hepáticos, etc.

No existe un tratamiento efectivo frente a esta enfermedad. Lo más indicado es una buena prevenciónmediante la vacunación, y aplicar medidas de control para disminuir la diseminación del virus en colectividades de gatos.



PANLEUCOPENIA FELINA

La Panleucopenia Felina es una enfermedad vírica, altamente contagiosa.

Los animales infectados presentan fiebre combinada con depresión, inapetencia, vómitos, diarrea, melena (presencia de sangre en las heces), dolor abdominal, deshidratación, etc.

Se produce leucopenia (disminución del número de glóbulos blancos en sangre. Es una enfermedad muy contagiosa por contacto directo o por material contaminado. Su tratamiento es sintomático y de soporte. Se previene con vacunación y revacunación anual.



RINOTRAQUEITIS INFECCIOSA FELINA

El herpesvirus felino produce la rinotraqueitis felina, caracterizada por estornudos, rinitis, conjuntivitis, queratitis ulcerativa y fiebre. Concretamente produce conjuntivitis, blefarospasmo (cierre de párpados) y secreción ocular.

Puede complicarse y derivar en una inflamación de todo el ojo. Todos estos signos se acompañan de un proceso respiratorio que acompaña. El animal puede presentar anorexia, estornudos, secreción nasal, tos (traqueitis), sinusitis crónica, abortos en hembras gestantes. En gatitos muy jóvenes puede llegar a ser mortal.

La rinotraqueitis se previene mediante la vacunación, el herpes virus es uno de los tres virus incluidos en la vacuna trivalente, además del calicivirus y panleucopenia.



CALICIVIRUS FELINO

Produce enfermedad  caracterizada por signos respiratorios superiores, ulceras orales, neumonía y en ocasiones artritis.

Puede ocasionar secreción nasal y ocular, normalmente serosa y leve.


Cuidados a los animales

ALIMENTACIÓN

Es muy importante para mantener la salud de nuestros animales que ingieran una dieta equilibrada: la que satisface sus necesidades energéticas y proporciona los nutrientes adecuados.

Lo ideal es que consuman alimento seco, adaptado a cada etapa de crecimiento y a cada necesidad.

Los requerimientos energéticos varían en función de:

   Edad, raza, sexo
   Nivel de actividad
   Estatus reproductivo
   Ambiente
   Estado de salud o enfermedad



HIGIENE

BAÑOS: El perro debe estar limpio en todo momento pues convive con nosotros, la mejor manera de mantener su higiene sin alterar su piel es el cepillado diario. La frecuencia del baño dependerá de las necesidades en función de raza, tipo de pelo, alguna patología en piel, en general no deberá ser inferior a un mes (unos quince días en algunas razas de pelo largo).

CEPILLADO: Hay que acostumbrarlo desde pequeño, la frecuencia dependerá del tipo de pelo pero podemos hacerlo todos los días.

OÍDOS: Hay productos específicos, se echan en el conducto, se masajea y se limpia el oído con una gasa.



BOCA: Muy importante en cachorros de raza pequeña que tienen mayor tendencia a acumular sarro. Importante dar una dieta a base de pienso, revisiones periódicas en el veterinario y por que no, un cepillado de dientes con productos específicos cada cierto tiempo. Todo es cuestión de acostumbrarlos. Si ya existe acúmulo de sarro, hay que hacer una limpieza dental en el veterinario.


UÑAS: En perros que no desgasten bien hay que cortarlas, sobre todo las de los espolones.


EDUCACIÓN

Los perros son animales sociales y jerárquicos, por este motivo perro necesitan, desde cachorros, conocer y asumir su "puesto" dentro de la manada (su familia humana).

El comportamiento de los perros es una combinación de instinto y aprendizaje. Los perros aprenden por el método de "ensayo y error". Una conducta reforzada positivamente tiende a repetirse y una conducta no reforzada tiende a desaparecer. Ellos hacen algo y si el resultado es agradable para ellos, tenderán a repetir la acción - si el resultado es desagradable probablemente no la repetirán.

La utilización de refuerzos positivos (premios, caricias, juegos, comida…) es fundamental para enseñar a tu perro a comportarse de manera adecuada


SOCIALIZACIÓN

La socialización de cachorros es la base fundamental para el desarrollo de un temperamento sano en el perro. La etapa crítica de socialización se extiende más o menos desde las 3-4 semanas a las 12-14 semanas de vida.

Esta socialización se tiene que llevar a cabo con personas de todas las edades, otros animales y por supuesto con otros perros. La razón más importante para fomentar el juego entre cachorros es practicar la comunicación canina.

También tenemos que enseñar y familiarizar a nuestros cachorros con situaciones "menos agradables" para la raza canina. Por ejemplo, les habituaremos al manejo y los exámenes físicos que serán necesarios en la vida del perro. Es en los primeros meses de vida del cachorro cuando podemos enseñarle no sólo a tolerar si no a disfrutar de este contacto físico con sus dueños y otros humanos.

Un cachorro es totalmente capaz de aprender todas las conductas de la obediencia básica. Es importante enseñarle desde un principio las normas de convivencia que queremos que respete también de adulto.



EDUCACIÓN BASICA

Se debe tratar al cachorro con cariño, pero también con firmeza y siendo consecuentes. No debe permitírsele nunca hacer aquello que no se va a permitir en su vida adulta, hay que ser inflexible en esto, de lo contrario se convertirá en un animal caprichoso.

Un perro bien educado y bajo control no produce problemas, y se convierte en un animal que da grandes satisfacciones. Alabe y acaricie a su perro siempre que haga algo bien, incluso puede darle algo de comer como premio. Ríñale siempre que haga algo malo con un fuerte "NO". Si el "NO" no resulta suficiente como corrección (no le impresiona) deberá ir acompañado de algo más contundente como un tirón seco de la correa. Es muy importante que tanto las alabanzas como correcciones sean hechas en el momento exacto de la acción. Justo en el momento de la acción y no minutos o tan siquiera segundos después, porque el cachorro ya no las asociará.

A todos los cachorros les gusta mordisquear cosas, incluyendo las mangas, pantalón, mano, etc. Cuando haga esto ríñale seriamente con un "NO" y ofrézcale inmediatamente una alternativa aceptable a la que dirigir sus deseos de mordisquear: un juguete, un mordedor, etc, evitará accidentes indeseables.

Acostumbre a su cachorro a que le permita a Vd. todo tipo de manipulaciones: cogerlo en brazos, sujetar una pata, sujetar su cabeza, examinar su boca, etc. Es normal que al principio forcejee y proteste, pero debe ser firme y no desistir hasta que se calme y ceda.


Identificación un animal

Las competencias en identificación animal están transferidas en el caso español, por lo que son las distintas Comunidades Autónomas las encargadas de regularla.

La Comunidad de Madrid fue la pionera en hacer obligatoria la identificación de perros y gatos, ya que la normativa de identificación fue publicada hace más de 10 años; con posterioridad y de forma paulatina, otras Comunidades fueron tomando este modelo y regulando la identificación, y así también existen bases de datos oficiales en País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia, La Rioja, Galicia, Andalucía, Asturias, Castilla La Mancha, etc.
En la Comunidad de Madrid la identificación es obligatoria por Ley para perros y gatos desde los tres meses de edad y se aceptan dos sistemas de identificación, el conocido “microchip” que se inyecta bajo la piel en el lado izquierdo del cuello y los tatuajes que utilizan códigos oficiales, realizados en la oreja o cara interna del muslo. En ambos casos el registro en la base de datos se realiza mediante un código alfanumérico (combinación de números y letras) que lleva incorporado el microchip o que suministra la base de datos (RIAC) para poder tatuarlo y evitar así su duplicidad.

Sin lugar a dudas es mucho más utilizado el chip que el tatuaje estando este último en claro retroceso. El chip es inocuo, prácticamente indoloro, puede inocularse a cachorros de muy corta edad, dura toda la vida y no pueden falsearse los datos. Su único inconveniente podría ser el que su lectura no es directa, precisándose un "lector", pero ya no es ningún problema, al tener estos lectores disponibles en todas las clínicas veterinarias, autoridades (SEPRONA), protectoras de animales y centros municipales de recogida de animales.

Cuando un perro o gato entra a formar parte de la familia, su propietario debe dirigirse a un veterinario para que proceda a la implantación del microchip. Es importantísimo que los datos proporcionados al veterinario sean totalmente exactos, ya que estos serán los que se registrarán en la base de datos y los que se utilizarán en caso de pérdida del animal. Debe recordar comunicar vía su veterinario o directamente a la base de datos (91-5645459) cualquier cambio de domicilio o de teléfono para facilitar la rápida recuperación de los animales.

Si el animal pasa a estar bajo la tutela de otra persona, es fundamental y obligatorio legalmente realizar el cambio de titularidad vía un veterinario, firmando los impresos correspondientes, para que figure el cambio de titular en la base de datos, ya que, a todos los efectos legales el propietario del animal será el que figure en esta base de datos, y por tanto el responsable de cualquier daño que pueda causar (accidentes, presunto abandono..), incluso cuando ya no esté bajo su tutela.

Las ventajas de la identificación son la localización de los propietarios de animales perdidos, el control sanitario de los animales, la prevención de robos y, especialmente en un tema para el que la mayoría estamos fuertemente sensibilizados, evitar los abandonos de los animales.

La identificación es una gran arma para evitar el abandono, ya que existe legislación que castiga con sanciones de importante cuantía a la persona que abandona o maltrata un animal, pero la única forma de probar quién es el propietario y por tanto, responsable legal de un animal, es la identificación que liga al animal y al propietario.

El Registro de Identificación de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid (RIAC) está ubicado en el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, y en él están recogidos todos los datos de los animales registrados y de sus propietarios. Ante la pérdida de un animal, el propietario debe llamar a comunicarlo al teléfono 91.564.54.59.

Asimismo, si una persona encuentra un animal perdido, debe dirigirse a cualquier veterinario, que leerá gratuitamente la identificación del animal, y llamará a este mismo teléfono para poder localizar a su propietario. En la Comunidad de Madrid, más del 80% de los animales perdidos y denunciados, son encontrados gracias a este proceso de localización.


Que tu mascota no sufra con los espectáculos pirotécnicos

Los animales no tienen por qué sufrir durante los espectáculos pirotécnicos, si tienes el suficiente cuidado con su sensible naturaleza.

En muchos lugares suelen organizarse grandes espectáculos pirotécnicos para festejar la Navidad,la llegada del Año Nuevo u otras fiestas, los cuales provocan muchos problemas de comportamiento en los animales, porque su oído es muy sensible y el ruido les hace daño.

Los perros son los más afectados, ya que su oído es cuatro veces más sensible que el nuestro. Si bien no podemos evitar que los animales sientan miedo, si están con su familia o en un espacio protegido, se sentirán más seguros.

Para prevenir situaciones de estrés, escapes y accidentes, sigue estos consejos, que harán que tu animal no corra peligro mientras tú te diviertes:

• Cierra todas las salidas posibles para evitar que tu mascota pueda escapar si entra en pánico.

• Asegúrate de que no haya puertas de vidrio u otros peligros (objetos pesados o cortantes que puedan contusionarlo a su paso) ante un ataque de pánico.

• Coloca tu número de teléfono o dirección en su collar. No hace falta más que un cartón o tela y cinta adhesiva si no tienes medalla en su collar.

• Si vas a atarlo porque no hay otra alternativa, verifica que el collar gire en su cuello y que no se enrosque o enrede si tu mascota se mueve bruscamente en un ataque de pánico o locura. Asegúrate también que no haya nada cerca que le permita saltar, ya que puede quedar colgado del otro lado y no hay manera de salir de esa situación.

• Lo recomendable es que tu mascota esté dentro de casa. Para irle preparando para los juegos pirotécnicos, enciende una radio con el volumen alto desde unas horas antes que éstos inicien. Así se acostumbrará a un nivel alto de ruido y resultará menos estresante el estruendo generado por los mismos.

• Lo ideal es disponer de una habitación no muy pequeña, donde tu mascota se sienta cómoda y pueda descansar allí durante el ruido. Allí deberás dejarle la radio o el TV encendido, darle un juguete o algo para morder, un bebedero con agua fresca y su plato con abundante alimento.


• Si decides usar algún sedante, consúltalo previamente con tu veterinario, no lo hagas por cuenta propia o por sugerencias de amigos. Lo que funciona en algunos animales puede no funcionar en otros, y podrías causarle más daño que beneficios.

• Si ves un perro o gato corriendo aterrorizado y sin control por la calle, trata de tranquilizarlo y en lo posible éntrale a tu casa, porche o jardín hasta el otro día. Si tiene collar pero no lleva ningún contacto, postea su foto y datos, o haz un cartel para distribuir en la ciudad y así reencontrar a su familia.


Fuente: Mascotas.com con información de Red Animalista de Mendoza

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal